Una primera cita es siempre un acontecimiento emocionante y responsable. Es importante no perder la cara y dar una buena impresión. ¿Qué preguntas hacer a una chica al conocerse para que la cita sea interesante y la relación continúe? Te lo contamos en este artículo.

Hacer más preguntas «abiertas»

No es necesario saberlo todo sobre una chica en el primer encuentro: sus opiniones, sus planes de futuro, cuántos hijos quiere tener. Y es poco probable que esto funcione. El plan mínimo es no soplar el conocido. Asegúrese de que esta chica no se aburre, no deje que el silencio incómodo y el vacío en el diálogo.

Las llamadas preguntas «abiertas» ayudan en este caso. Siempre empiezan con «cómo», «qué», «por qué», «cuándo» o «dónde». Este tipo de preguntas siempre tienen como objetivo abrir la conversación.

En las preguntas «cerradas», el énfasis se pone en el verbo. Por ejemplo: «¿Te gusta el café?» o «¿Has comido ya?» La respuesta será un «sí» o un «no» de una sola palabra. Es más difícil continuar una conversación así. Una respuesta a una pregunta «abierta», en cambio, te da varias opciones para desarrollar la conversación. Por ejemplo: «¿Qué tipo de café le gusta?» o «¿Qué le gusta desayunar?» Al menos, podréis conocer mejor los gustos del otro. Ya en esta etapa habrá una especie de acercamiento. Sobre todo si das en el blanco y haces una pregunta sobre algo que le guste especialmente a tu acompañante (por accidente o deliberadamente preparada). Al hablar de su tema favorito, la chica experimentará emociones positivas. Esto significa que las posibilidades de complacerla serán claramente mayores.

Por supuesto, es importante no exagerar y no sobrecargar a la chica con preguntas. Dale la oportunidad de hacer una pregunta, de hablarle de ti o de compartir una historia divertida.

¿Qué preguntas hacer a una chica para conocerla mejor?

«¿Qué tal el día?» y «¿Qué sueles hacer el fin de semana?» – Se trata de dos preguntas «abiertas» que pueden ayudarte a conocer mejor a tu cita. La segunda pregunta puede ser un sustituto para preguntar por las aficiones o los hobbies, porque es en los fines de semana cuando pasamos el tiempo haciendo nuestras actividades favoritas. Así podrás saber hasta qué punto coinciden vuestros intereses y si no os aburriréis juntos. Al fin y al cabo, cuando ella quiere dormir hasta la cena y ver telenovelas, y él quiere salir de la ciudad en bicicleta o ir a esquiar, es poco probable que la relación tenga éxito.

¿Qué preguntas interesantes puedes hacer a una chica?

He aquí algunas preguntas que pueden ayudar a animar el diálogo:

«¿Cuál es tu película favorita y por qué?»

«¿Dónde sueñas con ir de vacaciones?»

«Si te tocara la lotería, ¿en qué gastarías un millón de dólares?»

«¿La historia más extraña de tu vida?»

«¿Qué superpoder te gustaría tener?»

Una chica debería estar interesada en ti. Una pregunta así puede marcar el tono de toda una conversación. Recuerda que la pregunta no debe ser excesivamente complicada ni, por el contrario, «cerrada» (que sólo puede responderse con un «sí» o un «no»).

Hablar más sobre los viajes

A todo el mundo le gusta viajar. Si la chica no muestra interés en él, tal vez no sepa todavía lo bueno que es.

¿Qué preguntas hacer a una chica al respecto? Pregúntale dónde ha estado, dónde le ha gustado y dónde no. ¿Qué le gusta más, relajarse en la playa o el ocio activo, las excursiones, ver lugares nuevos cada vez?

Esta conversación debería provocar una reacción positiva en el interlocutor. Lo notarás en la entonación y la emoción. Puedes ir más allá y esbozar planes para un viaje conjunto en el futuro. Pero sin detalles, fechas exactas e itinerarios.

Pregúntale por el futuro y sus aspiraciones.

En una primera cita, es importante mostrarse no sólo como un tipo extrovertido, divertido y versátil, sino también tocar temas serios. «¿Cómo te ves en el futuro?», «¿A qué aspiras?», «¿Qué es lo más importante para ti en la vida?». – estas preguntas te ayudarán a conocer mejor a tu elegido.

De nuevo, lo principal es no abrumar a la chica. Puedes empezar con este tema y hablar de tus objetivos para empezar, y luego preguntarle sobre algo serio también. Si ves que no se siente cómoda hablando de esos temas, desplaza la conversación hacia otra dirección.

¿Qué preguntas puedes hacerle a una chica para sorprenderla gratamente en el futuro?

«¿Qué flores te gustan?»

«¿Cuál es el mejor regalo para ti?»

«¿Te gustan las misiones?»

«¿Tu lugar favorito en la ciudad?»

Preguntas como éstas te darán información valiosa para preparar agradables sorpresas para ella en el futuro. Puedes regalarle sus flores favoritas, llevarla a su restaurante favorito o prepararle una sorpresa con la que siempre ha soñado.

Lo principal es recordar sus respuestas y no utilizar esta información para preparar las próximas reuniones. Que sea una verdadera sorpresa para ella después de unos meses de relación.

Una primera cita es siempre un acontecimiento emocionante y responsable. Es importante no perder la cara y dar una buena impresión. ¿Qué preguntas hacer a una chica al conocerse para que la cita sea interesante y la relación continúe? Te lo contamos en este artículo.

Pues bien, si su encuentro romántico se produce por primera vez, prepárese adecuadamente: lea el artículo «Primera cita: qué hacer para que no se convierta en la última».

¿Qué preguntas hacer a una chica cuando la conoces o en la primera cita? Esta pregunta confunde a muchos chicos: ¿qué preguntas hacer a una chica cuando la conocen o en su primera cita? Esta pregunta confunde a muchos chicos.

Haga más preguntas «abiertas».

No hace falta que lo sepas todo sobre una chica durante el primer encuentro: su perfil, sus planes de futuro, cuántos hijos quiere tener. Y es poco probable que lo consigas. El plan mínimo es no soplar el conocido. Asegúrese de que esta chica no se aburre, no deje que el silencio incómodo y el vacío en el diálogo.

Las llamadas preguntas «abiertas» ayudan en este caso. Siempre empiezan con «cómo», «qué», «por qué», «cuándo» o «dónde». Este tipo de preguntas siempre tienen como objetivo abrir la conversación.

En las preguntas «cerradas», el énfasis se pone en el verbo. Por ejemplo: «¿Te gusta el café?» o «¿Has comido ya?» La respuesta será un «sí» o un «no» de una sola palabra. Es más difícil continuar una conversación así. Una respuesta a una pregunta «abierta», en cambio, te da varias opciones para desarrollar la conversación. Por ejemplo: «¿Qué tipo de café le gusta?» o «¿Qué le gusta desayunar?» Al menos, podréis conocer mejor los gustos del otro. Ya en esta etapa habrá una especie de acercamiento. Sobre todo si das en el blanco y haces una pregunta sobre algo que le guste especialmente a tu acompañante (por accidente o deliberadamente preparada). Al hablar de su tema favorito, la chica experimentará emociones positivas. Esto significa que las posibilidades de complacerla serán claramente mayores.

Por supuesto, es importante no exagerar y no sobrecargar a la chica con preguntas. Dale la oportunidad de hacer preguntas, de hablarle de ti o de compartir una anécdota divertida.

¿Qué preguntas hacer a una chica para conocerla mejor?

«¿Qué tal el día?» y «¿Qué sueles hacer el fin de semana?» – Se trata de dos preguntas «abiertas» que pueden ayudarte a conocer mejor a tu cita. La segunda pregunta puede ser un sustituto para preguntar por las aficiones o los hobbies, porque es en los fines de semana cuando pasamos el tiempo haciendo nuestras actividades favoritas. Así podrás saber hasta qué punto coinciden vuestros intereses y si no os aburriréis juntos. Al fin y al cabo, cuando ella quiere dormir hasta la cena y ver telenovelas, y él – salir de la ciudad en bicicleta o ir a esquiar, es poco probable que la relación tenga éxito.

¿Qué preguntas interesantes puedes hacer a una chica?

He aquí algunas preguntas que pueden ayudar a animar el diálogo:

«¿Cuál es tu película favorita y por qué?»

«¿Dónde sueñas con ir de vacaciones?»

«Si te tocara la lotería, ¿en qué gastarías un millón de dólares?»

«¿La historia más extraña de tu vida?»

«¿Qué superpoder te gustaría tener?»

Una chica debería estar interesada en ti. Una pregunta así puede marcar el tono de toda una conversación. Recuerda que la pregunta no debe ser excesivamente complicada ni, por el contrario, «cerrada» (que sólo puede responderse con un «sí» o un «no»).

Haz preguntas abiertas para que sea fácil continuar la conversación y desarrollar el tema.

Hablemos más de los viajes

A todo el mundo le gusta viajar. Si la chica no muestra ningún interés en él, tal vez es que todavía no sabe lo bueno que es.

¿Qué preguntas hacer a una chica sobre este tema? Pregúntale dónde ha estado, dónde le ha gustado y dónde no. ¿Qué le gusta más, relajarse en la playa o el ocio activo, las excursiones, ver lugares nuevos cada vez?

Esta conversación debería provocar una reacción positiva en el interlocutor. Lo notarás en la entonación y la emoción. Puedes ir más allá y esbozar planes para un viaje conjunto en el futuro. Pero hasta ahora sin detalles, fechas exactas y rutas.

Pregúntale por el futuro y sus aspiraciones.

En una primera cita, es importante mostrarse no sólo como un tipo extrovertido, divertido y versátil, sino también tocar temas serios. «¿Cómo te ves en el futuro?», «¿A qué aspiras?», «¿Qué es lo más importante para ti en la vida?». – estas preguntas te ayudarán a conocer mejor a tu elegido.

De nuevo, lo principal es no abrumar a la chica. Puedes empezar con este tema y hablar de tus objetivos para empezar, y luego preguntarle sobre algo serio también. Si ves que no se siente cómoda hablando de estos temas, mueve la conversación en otra dirección.

La pregunta «¿Por qué te esfuerzas?» – Una buena forma de conocer los planes de vida de tu elegidoLa pregunta «¿Cuáles son tus aspiraciones?» – Una buena manera de saber qué hace tu elegido

¿Qué preguntas puedes hacerle a una chica para sorprenderla gratamente en el futuro?

«¿Qué flores te gustan?»

«¿Cuál es el mejor regalo para ti?»

«¿Te gustan las misiones?»

«¿Tu lugar favorito en la ciudad?»

Preguntas como éstas te darán información valiosa para preparar agradables sorpresas para ella en el futuro. Puedes regalarle sus flores favoritas, llevarla a su restaurante favorito o prepararle una sorpresa con la que siempre ha soñado.

Lo principal es recordar sus respuestas y no utilizar esta información para preparar las próximas reuniones. Que sea una verdadera sorpresa para ella después de unos meses de relación.

Intenta hablar con la chica de temas interesantes, no toques la religión, la política o hables de tus ex. Piensa de antemano en un par de buenas frases que puedas utilizar para llenar una pausa incómoda en la conversación si ocurre algo. Y no te preocupes: disfruta del placer de la comunicación. Al fin y al cabo, esto no es un interrogatorio ni un examen, sino una cita.